Plan de igualdad

Plan de Igualdad para empresas: ¿qué es y por qué es tan importante?

Para el desarrollo de las políticas de igualdad dentro de las empresas, se hace indiscutible el Plan de Igualdad, que es el instrumento que permite integrar la igualdad en las relaciones laborales y en todos los ámbitos de gestión de las entidades. De este modo, se avanza hacia la igualdad efectiva entre mujeres y hombres. Con este artículo, Auditaris quiere explicarte todo lo que concierne a esta herramienta imprescindible.

 

¿Qué es el Plan de Igualdad?

El Plan de Igualdad es un conjunto de acciones que tienen la finalidad de proteger la equidad en el trato y las oportunidades entre mujeres y hombres dentro de la empresa.

Asimismo, también promueve la eliminación de situaciones discriminatorias por razón de sexo en el ámbito laboral. Esta iniciativa debe ser propulsada por las empresas mediante una negociación con los representantes legales de los trabajadores. Estos dos deben ser los actores principales del Plan de Igualdad, debido a la comunicación que debe haber entre ellos y que serán los agentes que se encargan de aprobar el Plan de Igualdad.

Desde su entrada en vigor con el Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, la constitución de una comisión negociadora se hace de vital importancia para la elaboración e implementación del Plan de Igualdad.

Por otro lado, si no existiera la voluntad por parte de la dirección de la empresa por constituir la comisión negociadora, los representantes legales de los empleados deberán reclamarlo mediante un escrito.

Tras el cambio en la regulación de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, las empresas con más de 50 trabajadores están obligadas a implementarlo entre su plantilla. De este modo, a principios de 2022, se redujo el número de empleados para que el Plan de Igualdad sea imprescindible y abrace a más trabajadores de distintas entidades.

Con cambios en las normativas como este, se hace indispensable que las empresas tengan la ayuda de consultoras que las guíen y asesoren en la implementación del Plan de Igualdad.

Auditaris, que se asegura que los empleados de las entidades con las que trabaja tengan donde acudir si sufren cualquier trato discriminatorio o por razón de sexo, ayuda con su veteranía a localizar las carecías y focalizar los esfuerzos en propulsar soluciones. Además de ofrecer otros servicios como la implementación del Esquema Nacional de Seguridad y el canal denuncia.

 

¿Cuáles son las fases para la elaboración de un Plan de Igualdad?

Para el diseño y la elaboración de un Plan de Igualdad, su proceso responderá a las siguientes fases. Estas deben ser ejecutadas de manera sucesiva y ordenada. Por lo tanto, se les otorgará a cada una de ellas el espacio, el tiempo y los recursos que necesiten.

  • Fase 1: puesta en marcha del proceso de elaboración del Plan de Igualdad. En ella, se comunica y se abre la negociación y se constituye la comisión negociadora.
  • Fase 2: realización del diagnóstico. Recopilación y análisis de los datos cuantitativos y cualitativos para dar a conocer el grado de integración de igualdad entre hombres y mujeres dentro de la empresa.
  • Fase 3: diseñar, aprobar y registrar el Plan de Igualdad. Se definen los objetivos, se diseñan las medidas, se establecen los indicadores de seguimiento y evaluación, se fija el calendario de aplicación, aprobación y registro del plan.
  • Fase 4: implantación y seguimiento de igualdad: se comprueba el grado de desarrollo y cumplimiento de las medidas y se valoran los resultados.
  • Fase 5: evaluación del Plan de Igualdad: se valora el grado de consecuencia de los objetivos, resultados e impacto que ha tenido dentro de la entidad el plan.

 

¿Qué materias debe tener el Plan de Igualdad?

Con el objetivo de implementar este instrumento de las políticas de igualdad, el diagnóstico del Plan de Igualdad se referirá al menos a las siguientes materias, según el Real Decreto 901/2020:

  • Proceso de selección y contratación.
  • Clasificación profesional.
  • Formación.
  • Promoción profesional.
  • Condiciones de trabajo, incluida la auditoría salarial entre mujeres y hombres de conformidad con lo establecido en el Real Decreto 902/2020, de 13 de octubre, de igualdad retributiva entre mujeres y hombres.
  • Ejercicio corresponsable de los derechos de la vida personal, familiar y laboral.
  • Infrarrepresentación femenina.
  • Retribuciones.
  • Prevención del acoso sexual y por razón de sexo.

 

¿Cuándo tienen que implementar el Plan de Igualdad las empresas?

Las siguientes empresas serán las que estén obligadas a negociar el diagnóstico y el Plan de Igualdad mediante el inicio de la negociación y la constitución de una comisión negociadora:

  • Las empresas que tengan 50 o más trabajadores en su plantilla.
  • Las empresas que estén obligadas por el convenio colectivo que fuera de aplicación.
  • Las empresas en las que la autoridad laboral lo acuerden en un procedimiento sancionador. De modo que se sustituyan las sanciones accesorias por la elaboración de un Plan de Igualdad.

Por su parte, las demás empresas que queden fuera de estos requisitos podrán elaborar e implementar el Plan de Igualdad con carácter voluntario. Del mismo modo, con consulta previa o negociando con la representación legal de las empleadas y empleados.

 

¿Cuáles son los objetivos del Plan de Igualdad?

Entretanto, garantizar la igualdad de oportunidades y de trato entre mujeres y hombres en todos los niveles de la organización, favorecer la incorporación de las mujeres al mundo laboral, frenar y erradicar las discriminación por razón de sexo, el acoso sexual y los comportamientos basados en estereotipos, la eliminación de lenguaje sexista en la comunicación interna o externa de la empresa son algunos de los objetivos que tiene el Plan de Igualdad.

También, poner en marcha un código a raíz de la conducta que proteja a los trabajadores y a la entidad y la integración de una conciliación entre en el ámbito del trabajo y el familiar y seguir la ley marcada para evitar sanciones son más metas que provoca implementar en la empresa un Plan de Igualdad.

 

Beneficios del Plan de Igualdad

En el siguiente listado, se encuentran algunos de los diferentes beneficios que provoca la implantación del Plan de Igualdad:

  • Obtener un buen clima laboral
  • Asentamiento de unas buenas bases
  • Mejoría de la reputación de la empresa tanto en el interior como en el exterior
  • Reducción de la fuga de talento
  • Erradicar la discriminación
  • Eliminar conductas malignas
  • Aumento de la productividad
  • Disminución de falta de asistencia
  • Garantía de empresa responsable
  • Evitar problemas a futuro
  • Cumplimiento de la ley
  • Eludir multas
  • Ayuda a posibles uniones con el sector público
  • Entrada a subvenciones

Además, de la evidencia de tener que implementar un Plan de Igualdad debido a la legislación vigente, como subrayan la Ley Orgánica 3/2007 y el Real Decreto-ley 6/2049.

Esperamos que este artículo sobre el Plan de Igualdad te haya sido de utilidad. Recuerda que Auditaris aporta un valor añadido a cada parte del proceso de adaptación de los protocolos de seguridad de los trabajadores. Podrás contratar y disfrutar de todos los servicios que ofrecemos. Contacta con nosotros.

 

Compártelo:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

veinte − quince =

AUDITARIS

Noticias relacionadas

Volver
Llamar
WhatsApp
Ubicación
Formulario