Destrucción de Documentos

Para suprimir ficheros se establecerá el destino de los datos o las previsiones de destrucción.

destruccion-documentos

Según se contempla en la Lopd, siempre que vaya a desecharse cualquier documento o soporte que contenga datos de carácter personal deberá procederse a su destrucción o borrado, mediante la adopción de medidas dirigidas a evitar el acceso a la información contenida en el mismo o su recuperación posterior (Artículo 92.4. Gestión de soportes y documentos).

Asimismo, deberá procederse a la destrucción de las copias o reproducciones desechadas de forma que se evite el acceso a la información contenida en las mismas o su recuperación posterior (Artículo 112.2. Copia o reproducción).

Estos aspectos deberán reflejarse en el Documento de Seguridad según se contempla en el Artículo 88.3.g). El documento de seguridad: El documento deberá contener las medidas que sea necesario adoptar para el transporte de soportes y documentos, así como para la destrucción de los documentos y soportes, o en su caso, la reutilización de estos últimos.

También debemos tener en cuenta que en las disposiciones o acuerdos que se dicten para la supresión de los ficheros se establecerá el destino que vaya a darse a los datos o, en su caso, las previsiones que se adopten para su destrucción (Artículo 54.3. Contenido de la disposición o acuerdo).

Aunque no se procederá a la destrucción de los datos cuando exista una previsión legal que exija su conservación, en cuyo caso deberá procederse a la devolución de los mismos garantizando el responsable del fichero dicha conservación (Artículo 22.1. Conservación de los datos por el encargado del tratamiento).

Está claro que la Ley, además del cumplimiento de los aspectos de protección, considera que una de las obligaciones que debemos cumplir es la destrucción de los ficheros de datos personales, tanto los automatizados (soportes digitales, informática, etc.) como los no automatizados (papel, archivadores, etc.), adoptando medidas para evitar el acceso a los mismos o la posibilidad de recuperación posterior a la destrucción.

Auditaris les ofrece un servicio profesional de destrucción de ficheros personales en función de la tipología de datos contenidos:

Tipo 1: Datos internos de nivel básico. Incluye correspondencia, publicidad, catálogos de producto y servicio, notas de empresa y personales, circulares personalizadas, etc.

Tipo 2: Datos internos de nivel intermedio. Comprende datos personales, mensajería, correspondencia, ofertas dirigidas, consultas y respuestas, etc.

Tipo 3: Datos internos de nivel medio-alto. Documentación de gestión, financiera, comercial, salud, administrativa, etc.

La destrucción se realiza sobre todo tipo de soporte clasificados en 6 tipos de materiales: magnéticos, ópticos, papel, electrónicos, discos duros y películas. Los formatos finales de destrucción son de diferentes tamaños y existen 7 niveles de seguridad. El resultado final pueden ser tiras, partículas, soportes partidos, deformados, dañados, etc.

Consúltenos y le asesoraremos sobre sus necesidades.